CURIOSA

Que curioso, como nos enamoramos, retrocedo a mis pensamientos, mis ideas y mis anhelos, mi forma de ser tan caprichosa hasta con el amor, es cuando me detengo unos segundos…

Que curioso, que la soledad encajaba en nuestras vidas y sin quererlo, sin saberlo, pero deseando sentirlo, tan repentino, tan extraño, tan inesperado, imperfecto, tan nuestro.

Nos conocimos.

 

J.C.

 

 

UN TE QUIERO DE DESPRECIO

Parece  es verdad el te quiero que escucho al oído, adornado con tu olor, ese perfume poco común que vuelve loca a cualquier mujer que se acerque exclusivamente a saludarte con un beso en la mejilla, que caminamos juntos y nos tomamos de la mano, que nos vamos por todo el bulevar.

Parece que el tiempo se acelera, cuando soñamos juntos con todos los planes compartidos del futuro, que los planetas nos complacen en el tiempo de volver a coincidir, que tus palabras son tan precisas que me lo creo por completo, que cada vez que me dices te quiero me sabe a una victoria, puedo sentir que mi vida por fin toma un rumbo seguro, donde me visualizo compartiendo el café por la mañana, pero desde una cama contigo a mi lado.

Que puedo ver tu sonrisa, parece mentira que estemos tan cerquita y no podamos darnos ni un beso, que caminemos para separarnos, que vivamos la vida cada quien por su lado.

 

 

DE JULIA

.14 FEBRERO full of love but alone..

Como todas yo también soy emisora y tengo un receptor, aquel a quien enviarle cartas y cartas de amor.

Tengo un amor casi en el olvido, durante mucho tiempo le escribí bastante, casi un año e inclusive un poco más, pero curiosamente mis escritos no bajaron de intensidad, tampoco mi pasión al escribir, lo que si fue que al principio era un desamor total, frustración y coraje, que se convirtió con el tiempo en diferentes facetas de sentimentalismos que llegaron cada vez a ser menos dulces y más reales.

Tuve la oportunidad de reencontrarme con ese gran amor y lo hice, bueno.. .sucedió, de repente y aún me temblaron las piernas, no tanto como antes, e incluso fui yo quien brindó la primera sonrisa esperando la respuesta más probable que fuese una positiva y sí, me devolvió la mirada con su sonrisa, esa con la que conquista la vida,  con sus dientes perfectos.

Logre captar una mirada y con eso fue suficiente para que algo vacío que quedaba, despertara algo enorme que guardaba:

LAS GANAS DE DECIRTE QUE TE OLVIDÉ Y QUE ME SIENTO BIEN SIN TI, QUE TUS RECUERDOS YA NUNCA APARECEN Y CUANDO LO HACEN NO ME HACEN DAÑO, QUE PUEDO VERTE Y MIS PIERNAS YA NO TIEMBLAN, QUE YA NO TE SUEÑO Y QUE ME VA MUY BIEN CAMINANDO SIN CARGAR CON REMORDIMIENTOS QUE CARCOMEN EL ALMA Y DE ESOS QUE ME HACÍAN RUTINARIA MI VIDA, YA NO ME PERSIGUE LA MELANCOLÍA, SOY MÁS YO Y MENOS TÚ, SOY MÁS MÍA Y MÁS DE ALGUIEN MÁS. 

CON CARIÑO, TU EX JULIA.

Hay dolor, ¡ay! amor

Existen dolores que son momentáneos, es decir de esos pasajeros que nos encuentran casi a diario, de los que nos es difícil apartarnos, ese tipo de dolores ajenos que genera nuestra empatía con la vida y las personas, ese dolor ajeno que nos acompaña cuando reconocemos el sufrimiento de aquel extraño individuo en el que nos vemos reflejados cuando están mendigando una pizca de amor, abandonados en las calles y fingiendo no tener sentimientos.

Acaso nos hemos convertido todos en vagabundos? pues todos esperamos por pequeñas y grandes muestras de afecto, de esa necesidad de un abrazo y un beso a diario.

Para que nunca te vayas

Te he dejado ir varias veces, has regresado mas de tres, te quedas a mi lado te acuestas un rato, respiras y te marchas.

Es como llegó a comprender el amor, cuando llega intentas detener el tiempo para que nunca se vaya, colocar pegamento a las agujas del reloj, hacer como que el intervalo no existe y nos vamos yendo con el.

Cuesta soltar tus manos, me es difícil decirte nos vemos pronto, es triste ver solo llamadas y mensajes, enviar fotos de vez en cuando, divertirnos entre momentos que son pasajeros y te vas.

De cierta forma, es el amor que me ha tocado experimentar que se siente un amor completo, lleno, trascendente pero me han faltado últimamente días para poderlo vivir adherido con sorpresas y fotografías.

café de noche

Aquellas de las personas que se quedan con insomnio durante más de una semana,

los que pueden y se sienten bien viviendo como vampiros, cuando te quedas viendo el techo reflexionando sobre tus días, tu vida y lo que perdiste, cuando específicas tus deseos por las madrugadas y cuando le pides a Dios que todo lo que se presenta en tu camino sea algo que te acerque a tus sueños.

Cuando da miedo abrir los ojos a la hora del demonio, cuando escuchas las sirenas cantar toda la noche, cuando dejas la luz del baño prendida para tener menos miedo, finalmente cuando al despertar tus párpados sostienen una marca negra debajo de tus ojos, se le llama felicidad, creatividad, un MODUS VIVENDI.

 

 

 

less hope

poco a poco se pierde la esperanza, he pensado que hubiese hecho si hubiese sabido que todo terminaría de esta manera, tal vez nunca hubiese aceptado aquel café afuera de la nevería de la plaza concurrida de una pequeña ciudad.

Que regresara el tiempo, lo dejaría pasar, te Daria el tiempo y me Daria tiempo para mi, me detendría un momento a pensar sin miedo, actuar después.

La soledad me atrapo y me sigue acompañando todavía, pues aquí estoy pero estoy sola, aun cuando deseo tu amor, ser dueña de alguno de tus pensamientos, que de vez en cuando nos sonrojemos y sea mi propiedad tu tiempo.

Antes me daba miedo regresar a casa caminando sola, sin ir con tu compañía, temía que me equivocara y aún no sé porque sigo eligiendo lo mismo, diferente personalidad pero el mismo estereotipo, que es lo que desean ahora? porque no es suficiente todo lo bueno? porque cuando uno vive entre sus manos, te sueltan y te dejan caer? porque?

Esto es como volverse loco con propósito, decidir optar por la locura momentánea esa que te da felicidad por momentos, que te destruye cuando el reloj termina con el día, de esa locura que te invade de esperanza cuando el sol se pone, pero que cuando la luna aparece lo que había en tu mente y lo que sentías ya no existe, como si no hubiera nada, desaparece y se va.