Yo también fui víctima del acoso laboral

Hace unos días subimos a este espacio la carta de una persona que denuncio anónimamente que fue víctima de acoso laboral, sin embargo que creen? yo también formo parte de ese circulo que ha conformado ese indice de estadistica que mantiene nuestro país e inclusive nuestra ciudad.

Como muchas otras chicas yo también pensé que no era algo relevante y aunque no sucedió con tanta intensidad como el post anterior de la chica anónima, en menor porcentaje fui víctima de ese acoso laboral enfocado más a la cuestión psicológica que a la física.

Recién renuncie a un empleo que me encantaba no por el acoso, si no por mala organización en x’s empresa, como todas busque nuevas oportunidades laborales y de crecimiento profesional, claro que para mí en ese momento la ubicación geográfica importaba y mucho porque estoy estudiando los fines de semana, entonces necesitaba algo que no estuviera muy fuera del radio que tenía al alcance.

Decidí aplicar a una vacante online, en una página prestigiosa muy conocida e inclusive un portal que a muchos a funcionado para encontrar el empleo de sus sueños, no me imaginé que podría pasarme esto fue algo que simplemente evite y que en ningún momento siquiera me detuve a pensar en la posibilidad y los riesgos que existen cuando aplicamos a una vacante en línea.

en fin, aplique a la vacante y a los dos dias recibi una llamada de una persona, un hombre mayor que se comunicó conmigo de forma personal por así decirlo, ya que fue el “jefe” en este caso quien directamente me llamo y no una de sus empleadas.

Emocionada no dude ni tres minutos en pensar y acepte la propuesta para realizar la entrevista, para no irnos tan detalladamente, ese mismo dia me agrego a mi whatsapp y me envio mensajes diciendome donde debía presentarme y la hora de la entrevista.

Me presente a la entrevista y en ella me pude percatar que efectivamente había indicios de cosas que eran muy relevantes para mi, como la ubicación de la oficina, el tipo del personal que eran puras chicas y menores de veinti cinco años en su mayoria, ademas de que tenía un olor muy peculiar, efectivamente era un olor penetrante a cigarro,  ¿qué hice yo? acepte el empleo.

Pasaron los días y poco a poco me daba cuenta que la forma en hacer propuestas, las horas en las reuniones, el contacto que mantenía con cada empleada era el mismo, es decir, nos trataba como si por ser mujeres fuésemos menos inteligentes y nos sexualizaba constantemente, haciendo comentarios referentes a nuestra vida íntima y cuestionando nuestra vida sexual, por eso es que es importante aclarar que aun cuando me preguntaban a mi ” por ser la nueva” yo siempre evadía las preguntas y hacía bastantes muecas, no como si me sorprendiera el comentario pero simplemente me molestaba que en mi trabajo cuestionaron más mi vida personal que mi experiencia  y habilidades profesionales.

Los días continuaron y poco a poco  la confianza y la relación laboral comenzó a subir de tono, aunque en reuniones de lunes, los meetings de los lunes se daban a conocer todos los puntos y objetivos a trabajar de la semana, lo cierto es que se aprovechaba para “alburear” sobre temas siempre sexuales denigrantes a la mujer.

En una de esas ocasiones cuando ya habían pasado 10 días de que había estado laborando en la empresa en que era común que se nos mencionara constantemente que la mujer es el sexo débil, que no sirve para otra cosa que tener sexo y procrear… me hizo un comentario subido de tono frente a las otras chicas:

“Julia, fijate que aqui estuvo (fulanito) y dice que estas muy guapa, que le gustas un (palabra resonante) , hay te encargo que le digas cosas bonitas, para que le cobres la mensualidad que debe”

En ese momento, todas se quedaron calladas y yo no dije nada, solamente me levanté y me retiré a mi espacio en la micro oficina que tenía, el meeting término y el “jefe” se dio cuenta que algo sucedía porque me notaba “muy seria” a lo que el me pregunto si yo tenía algo, cuando le respondí que sí, efectivamente  y que yo no sabia como coquetearle a los hombres, a lo que él me respondió (con un tono sarcástico): pues ya sabes, dile cosas bonitas, que que bonita su ropa, que rico huele y mandale mensajes.

En ese momento ya molesta le respondí, que no sabia como se hacía eso a lo que el me contesto: dile a (fulanita, otra compañera) que te enseñe cómo y vas a ver que vas a vender mucho.

A los dos días después, presenté mi renuncia.

NOTA: Todas las chicas que laboramos en esa empresa, sufrimos en cierta forma el acoso laboral, ya que no solamente es físico, sin embargo este tema es tan controversial y estamos acostumbradas a vivir en un rol machista que este tipo de reacciones poco nos sorprenden pero mucho nos afectan. Constantemente y actualmente el salario para recién egresadas (os) es mínimo y con la necesidad de experiencia que nos solicitan en las empresas nos vemos sometidas a tener que aceptar cualquier cargo para poder sobrellevar nuestra vida. En ocasiones  nuestras necesidades son mayores a nuestros esfuerzos y debido a eso terminamos aceptando trabajar bajo esas circunstancias y ese clima laboral tóxico.Por suerte es que no tengo ningún compromiso bajo mi cargo a no ser el pago de mi renta y mi colegiatura, pero existen quienes deben sostener una familia, pagar créditos educativos por mencionar solo algunos y esto nos lleva a aceptar cualquier oferta laboral a sabiendas que no nos hacen ningún bien.

Ninguna mujer merece que denigren su persona y su trabajo, mucho menos tener que dar información de nuestra vida y gustos personales.

Cada vez es más común ver y saber que están acosando a alguna compañera pero poco nos ayudamos entre mujeres, a veces simplemente lo dejamos pasar y nos hacemos de la vista gorda para evitar despidos injustificados y generar problemas internos dentro de nuestra área laboral.

Denunciemos estos casos, si tienes alguna historia que contar:

Julscastrog@hotmail.com / lascartasdejulia@gmail.com

25c0d22c1d0b1391c5f7d4c46b34885a

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s