Las plumas que caen del cielo, mensajes que nos envían los angeles.

Todos hemos rezado alguna vez o por lo menos escuchado cuando alguien reza y menciona a sus ángeles, al ángel de la guarda o al ángel que más le tiene fe.

Frente a mi tuve a una mujer por mucho tiempo, ella como todas y muchas mujeres que nos rodean durante nuestra vida era parte fundamental de ella, aunque a veces nos mirábamos de lejos , me observaba crecer y me veía desde su ventana, me invitaba a comer y cuando podia yo iba con ella, disfrutaba de su especialidad, los caldos mexicanos y  por si fuese poco gozar de una buena platica, siempre con risas y preguntas en doble sentido que a todos nos viene bien de vez en cuando, soltar una carcajada o sonrojarse por vergüenza de no saber qué decir cuando la sencilla expresión facial nos delata.

Una mujer que al salir el sol, se sentaba todos los días a fumar un cigarrillo, a veces me preguntaba porque le gustaba tanto salir y sentarse a observar la calle, ni pasaban carros, pero antes de que ella se terminará su cigarrillo llegaba siempre un niño ó niña a abrazarla y jalarle la blusa, a veces sólo abrazarla y poner sus brazitos aferrándose a ella, sujetandose entre sus piernas, eran sus nietos.

Cuando ella salía a echarse el segundo cigarro del dia, ya a eso de las 4.00 p.m. siempre se encontraba con plumas, las atrapaba en el aire y a donde quiera que fuese siempre estaba atenta por si recibía un regalo del cielo. Ella decía que las plumas que recogía eran señales de los ángeles que la cuidaban.

Su hija, quien lleva su mismo nombre, empezó a construir un árbol de plumas, llenarlo por completo de todas las bendiciones y señales que le caen del cielo, sin duda a sus hijas y a su hijo les lloverán plumas y ellos entenderán que es su madre, cuidandol@s desde unos kilómetros hacia arriba.

Aunque no me pude despedir de ella, ella se despidio de mi, no con plumas, no con caldos, se despidió entre sueños.

Esta vez, te volví a llorar desde adentro, reconozco que cada persona en nuestra vida, deja su huella y tu dejaste varias.

D.E.P. Sra. Ana.

Las plumas que caen del cielo, mensajes que nos envían los angeles

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s